Los cruceristas de lujo y premium suponen un 25% del total en Málaga

El tráfico de cruceros del puerto de Málaga viene aumentando durante los últimos años, y de manera destacada lo está haciendo en el perfil de lujo y premium, que supone ya un 25% del total de cruceristas en Málaga.

En concreto, en 2017 pasaron por el recinto malagueño 131.500 pasajeros en 135 escalas de buques de estas características. Del total de cruceristas de 2017 –510.607 pasajeros–, una cuarta parte correspondería a pasajeros de buques de lujo y premium.

En la cifra de buques, el porcentaje es del 45 por ciento –135 escalas de un total de 299–. La diferencia entre porcentajes se explica por la capacidad de estos buques, habitualmente menor, según han informado desde el puerto a través de un comunicado.

Por otro lado, han recordado que en 2016 habían sido 113.000 los cruceristas de lujo y premium que pasaron por Málaga, por lo que en tan solo un año han aumentado un 17%.

Asimismo, en este 2018 se mantiene unas cifras de estabilidad respecto a 2017, con un número similar de pasajeros y un leve aumento de las escalas, según han apuntado.

IMPACTO ECONÓMICO DIRECTO

El estudio ‘Análisis del destino Málaga para el pasajero de crucero’, realizado por el Departamento de Finanzas y Contabilidad de la Universidad de Málaga en colaboración con Málagaport, arroja en sus resultados correspondientes a 2017-2018 algunos datos sobre este pasajero, como que su nivel de ingresos se encuentra entre los 26.000 y los 50.000 euros, superior a la media, siendo su perfil más habitual es el de viajero con estudios universitarios y soltero.

De igual modo, estos pasajeros valoran la satisfacción tras visitar el destino con un 8,9-10, y otorga la misma puntuación a su intención de recomendarlo, ambos valores ligeramente superiores a los manifestados por el crucerista de sector estándar.

Por su parte, el gasto diario medio de este crucerista asciende a los 113 euros, un 60% más que el crucerista del sector estándar. Esto significaría que, en 2017, el impacto económico directo de este visitante habría dejado en nuestro destino unos 14,8 millones de euros.

PERFIL

El buque de lujo y premium se caracteriza por cuidar al máximo los servicios y la experiencia de sus pasajeros, tener un menor tamaño y menor capacidad, así como mayor ratio de tripulantes por número de pasajeros.

Navieras como Holland America Line, Celebrity Cruises, Oceania Cruises, Sea Cloud, Silversea, SeaDream o Windstar Cruises destacan entre las que visitan el puerto de Málaga de manera más habitual.

En este sentido, han precisado que aunque con diferencias entre ellos, el crucerista de lujo y premium tiene unas características propias que lo hace especial, como son, entre otros, que cuenta con un poder adquisitivo superior, busca destinos y experiencias especiales y únicas, y demanda una oferta diferenciada en servicios, compras y gastronomía. Además, estos buques suelen permanecer más tiempo en puerto, incluso, pernoctando.


La apertura de la estación marítima en el Palmeral de las Sorpresas en 2012 impulsó este tipo de tráfico, convirtiéndose en uno de los puntos de atraque más atractivos del Mediterráneo.