El turismo en España crecerá al 2% este año, por primera vez por debajo de la economía nacional

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, aseguró ayer que el crecimiento turístico en España a finales de año se situará en el entorno del 2%, situándose por primera vez por debajo del crecimiento previsto para el conjunto de la economía española, que prevé acabar el año con crecimientos en el entorno del 2,7%.

En la presentación del estudio ‘Turismo y Economía. Análisis, medición y horizonte’ por el Consejo General de Economistas, Zoreda apuntó no obstante que este decrecimiento no tiene que derivar en una visión catastrofista” del sector que ha llevado unos crecimientos por encima de dos dígitos los últimos años, cifras que no eran sostenibles eternamente.

En esta línea, desde el ‘lobby’ turístico que agrupa a una treintena de empresas del sector se ha recordado que el sector sigue creando empleo y continúa siendo uno de los principales motores de la economía nacional.

En su opinión, las razones de esta desaceleración turística habría que encontrarlas en una desaceleración de la demanda extranjera, junto a otros factores como la recuperación de los destinos competidores del Mediterráneo Oriental.

“Están fuera de lugar análisis catastrofistas del sector”, incidió Zoreda, para asegurar que hay una gran oportunidad en esta legislatura para poner los cimientos y liderar un cambio de modelo turístico consensuando una hoja estratégica liderada por el Gobierno.

TURISTAS MÁS RENTABLES Y EMPATÍA SOCIAL

Zoreda instó a reflexionar ante esta desaceleración potenciando la colaboración entre las empresas y los distintos niveles de las administraciones públicas, tanto comunidades autónomas como ayuntamientos, definiendo la gama de experiencias y productos turísticos “por lo que hay que apostar decididamente para atraer a los turistas más interesantes por su mayor contribución económica”.


En su opinión, España no tiene un reto de demanda sino de reconfiguración de oferta, al tiempo que se debe buscar una mayor empatía ciudadana “para el turismo vuelva a ser deseable” con el consiguiente beneficio para todos.