España cerrará 2018 con 81,2 millones de turistas, un 0,8% menos, pero con mayor gasto

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha avanzado que España cerrará 2018 con un total de 81,2 millones de turistas internacionales, lo que supone un leve descenso del 0,8% con respecto al récord de 2017 que fue “excepcional” desde el punto de vista de los flujos, con un gasto asociado estimado de unos 89.440 millones de euros para este año, lo que supone un aumento del 2,8% respecto al año anterior.

Según los datos del informe trimestral Coyuntur, se prevé la llegada de 15,3 millones de visitantes extranjeros a España para el cuarto trimestre del ejercicio, lo que supone un descenso del 2,25% con respecto al mismo periodo de 2017, en el que se registraron 15,6 millones de visitantes. En cuanto al gasto turístico, se estima que aumente un 3,4% hasta un volumen de 17.539 millones frente a los 16.962 del cuarto trimestre de 2017.

La ministra de Turismo ha señalado que estas cifras confirman “una tendencia de normalización y estabilización de los flujos turísticos” en nuestro país, donde los descensos más destacados en el número de turistas se han registrado en Cataluña y Baleares, pero ha destacado el incremento generalizado del gasto realizado.

“Estos son unos datos positivos que mantienen a España en un país receptor de turistas internacionales. Son buenos niveles teniendo en cuenta que el año pasado fue un año excepcional porque veníamos de un año 2016 de entorno a los 75,3 millones”, ha asegurado.

A pesar de la normalización de los flujos turísticos de los últimos meses, Maroto puso en valor el incremento de la calidad del turismo que llega a España. “Lo más importante a destacar es el incremento de la calidad del turismo teniendo en cuenta en el aumento del gasto de los turistas que visitan nuestro país”, ha afirmado.

A falta de conocer los datos definitivos del tercer trimestre que se publicarán a comienzos del próximo mes, Maroto ha asegurado que estas cifras mantienen a España como gran receptor de turistas internacionales.

CATALUÑA Y BALEARES, LAS MÁS AFECTADAS

“El turismo en Cataluña es un sector fuerte pero tenemos que recuperar la normalidad institucional. Estamos reforzando las campañas de marketing en el exterior con un total de 196 actividades de promoción en marcha”, ha explicado Maroto recordando que la comunidad acoge el 23,4% del turismo internacional del país.

Entre enero y agosto se ha detectado un descenso del 5% en el número de turistas extranjeros a Cataluña, aunque el gasto se ha incrementado un 6,8%. Según Reyes Maroto, en Cataluña “la inestabilidad política es un hecho y un motivo para que vengan menos turistas internacionales”.

En el caso de Baleares la situación es distinta siendo además un destino “con espacio limitado”. Según Maroto, la ralentización de visitantes se debe a que hay ciertos destinos que están saturados, por ello se están tomando medidas para evitar congestión excesiva de destinos con el posible rechazo por parte de residentes.

11.000 TRABAJADORES MEJORAN  SU EMPLEO.

Respecto al empleo, ha adelantado el dato del incremento del número de afiliados en el sector turístico a la Seguridad Social en septiembre, que se situó en 2,5 millones, un 3,7% más que el año anterior.

Maroto ha señalado que estas cifras ponen de relieve que las actividades turísticas continúan siendo “motor de creación de empleo y contribuyen al fortalecimiento de la economía española”, con el 13,2% de afiliados.

La titular de Turismo ha aprovechado para hacer balance de las medidas impulsadas por el Ejecutivo como la mesa para la calidad de empleo en el sector de la hostelería, la segunda fase del Plan Director por el trabajo Digno, las primeras reuniones del grupo de trabajo sobre las viviendas de uso turístico (VUT), el impulso a la red de Paradores, y el lanzamiento de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes.


En lo referido al Plan de Director por el trabajo digno, Maroro ha anunciado que hasta el 30 de septiembre más de 11.000 trabajadores del sector de la hostelería han visto reconocidos sus derechos y mejorada la calidad de su empleo. Así se han transformado 7.265 contratos temporales en contratos indefinidos (55% de total de trabajadores afectados) y se ha incrementado a jornada en 3.800 contratos a tiempo parcial (el 15% de los trabajadores afectados).