España bate récord en 2018 en inversión hotelera, pese a caer un 45% en Barcelona, según Colliers

La inversión hotelera en España fue de 4.810 millones de euros en 2018, un 23,1% más, según un estudio realizado por la consultora Colliers International Spain, que destaca que se trata de un “nuevo máximo histórico” tras los datos de 2017, que concluyó con un total de inversión hotelera de 3.907 millones de euros.

Se trata del mejor registro histórico de inversión hotelera en España desbancando al año 2015, cuando se alcanzaron 2.614 millones de euros. De hecho, España se sitúa en el segundo puesto de la inversión hotelera europea, por detrás de Reino Unido, según los datos registrados hasta septiembre de 2018, con una cuota de mercado del 24% del total de la región, que fue de 21.600 millones de euros.

En conjunto, se compraron 273 hoteles y una suma de 36.189 habitaciones, 91 más que el año anterior, ejercicio en el que se invirtió en 182 establecimientos con oferta de 28.813 habitaciones, según ha detallado en la presentación del informe el socio y director del área de hoteles de la consultora, Miguel Vázquez.

El volumen de inversión en hoteles ya existente el pasado 2018 ascendió a 4.590 millones de euros, un 33,9% más que en 2017, que registró una inversión de 3.429 millones.

Respecto al volumen de inversión en inmuebles para reconversión a uso hotelero, alcanzó los 152 millones del total, un descenso del 60,1% con respecto a los 472 millones de 2017. El volumen de compra de suelo para desarrollo de hotel decreció un 30,1%, has los 68 millones.

Como ha señalado Vázquez, y según los datos recabados durante los primeros nueve meses del año, la inversión hotelera supuso un 38% de la inversión en activos terciarios, aunque en el último trimestre se produjo una inversión de 1.102 millones, lo que podría modificar el porcentaje.

Sube un 6,6% el precio medio por habitación

El informe señala que el precio medio por habitación —resultado de dividir la cifra de inversión entre el número de hoteles— en 2018 fue de 126.000 euros, un 6,6% por encima de los 119.000 euros de 2017.

Las operaciones que Colliers señala como las más relevantes en 2018 son la de Blackstone en 49 hoteles de Hispania (12.649 habitaciones); la de la Socimi Bakinter sobre Atom Hotels sobre 21 hoteles, que suman 5.152 habitaciones; la OPA de Minor Hotels sobre NH Hotel Group (1.685 habitaciones); la compra del Hotel Villa Magna por RLH Properties (150 habitaciones); la operación de Hispania sobre siete hoteles de Portfolio Alua (1.708 habitaciones), entre otros.

En cuanto a la procedencia del capital, el 70% de las operaciones —3.367 millones— provenían de capital extranjero, la mayor parte (66%) en el sector vacacional.

Barcelona, perjudicada por la situación sociopolítica

Vázquez ha explicado que la fortaleza adquirida del sector vacacional ha atraído a inversores “muy cualificados” y que desde hace cuatro años lleva siguiendo una tendencia “que está para quedarse”.

En el territorio nacional, las Islas Canarias han sido la región que ha concentrado más inversión, con un total de 1.631 millones, lo que supone el 35% del total, seguida de las Islas Baleares, con 944 millones, un 21%.

Madrid acapara el 13% del total de la inversión hotelera de 2018, con una cifra de 601 millones de euros, superando a Barcelona (5%) con 244 millones y Málaga (5%) con 215 millones, ciudades que han reducido hasta en un 50% sus datos de inversión con respecto a 2017.

Vázquez ha señalado que los motivos por los que se ha reducido la inversión en la capital catalana vienen delimitados por la situación sociopolítica y la incertidumbre causada por los acontecimientos posteriores al 1-O, por lo que los inversores han optado por una posición de espera para ver cómo se desarrollan los acontecimientos, aunque un pequeño segmento haya valorado la ocasión como una oportunidad para operar con menos competencia.