Los alojamientos ligados a la Gran Senda de Málaga se duplican en cuatro años

La oferta de alojamientos de interior ligados a la Gran Senda de Málaga se ha duplicado en los últimos cuatro años, pasando de casi un millar a 2.104 establecimientos.

De esta forma, según informan desde la Diputación, se ha incrementado en un 60 por ciento el número de plazas, que actualmente son 20.710. Igualmente, ha experimentado un gran crecimiento del número de empresas de turismo activo.

Un centenar de empresarios, agentes de viajes y emprendedores se dan cita este miércoles en el II Encuentro Empresarial Gran Senda de Málaga, un evento organizado por la Diputación en el Auditorio Edgar Neville.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, explicó que con esta iniciativa «se pretenden impulsar nuevas oportunidades de negocio aprovechando los grandes atractivos de la Gran Senda, que no solo ofrece senderismo y actividades de ocio y aventura, sino que también permite descubrir el enorme patrimonio histórico, cultural, gastronómico y humano que posee la provincia de Málaga».


En el encuentro, que se celebra durante todo el día, se ha presentado la actualización de la aplicación turística de la Diputación para dispositivos móviles (app) ‘Costa del Sol Málaga’, que está disponible en cuatro idiomas —español, inglés, francés y alemán—.

En la nueva versión se han incluido los nuevos proyectos puestos en marcha por la institución provincial como la Gran Senda, el Caminito del Rey, la Senda Litoral o el Bosque de Cobre. Para mejorar la experiencia del turista, se incluyen más de 2.000 puntos georreferenciados de toda la provincia.

ALOJAMIENTOS

Por su lado, el director general de Turismo y Planificación Costa del Sol, Arturo Bernal, ofreció datos relacionados con los alojamientos ligados a la Gran Senda, explicando que el 90 por ciento son casas, viviendas rurales y viviendas con fines turísticos y el resto, hoteles, hostales y pensiones. La estancia media de los visitantes es de 5,75 días, y el presupuesto medio por persona para el viaje se sitúa en los 492,23 euros.

En cuanto al perfil de los alojados que más se adentran en la Gran Senda, más del 40 por ciento son turistas nacionales. Uno de cada tres es andaluz, seguido de madrileños, valencianos y catalanes. Y respecto a la demanda extranjera, destaca el turista británico y, a continuación, los franceses.

Bernal recordó que el año pasado se cerró con la visita de 1.132.000 turistas al interior de la provincia de Málaga, un 2,8 por ciento más que en 2017, y el impacto tanto directo como indirecto del gasto de estos turistas fue de 954,6 millones de euros, lo que ha supuesto la creación de 11.200 puestos de trabajo.


Entre 2013 y 2018, los establecimientos turísticos de interior se han incrementado en un 150 por ciento y el número de plazas, en cerca de un 70 por ciento, ha precisado, añadiendo que en la actualidad, la oferta de alojamiento en el interior de Málaga consta de 3.948 alojamientos con 37.113 plazas.