El gigante de viajes Thomas Cook quiebra y deja a 600.000 turistas varados en todo el mundo

Un total de 600.000 turistas, entre ellos 150.000 británicos, están atrapados en diferentes lugares del mundo a falta de ser repatriados tras al anuncio de quiebra del grupo de viajes británico Thomas Cook el segundo turoperador global y el más antiguo del mundo.

Uno de los países más afectados por la quiebra del gigante empresarial turístico es España donde el pasado año llegaron un total de 7,1 millones de pasajeros en vuelos de tres de las aerolíneas del grupo (Condor, Thomas Cook Airlines y Thomas Cook Airlines Scandinav). Baleares y Canarias serían las comunidades más afectadas por este cese inmediato de operaciones y la insolvencia de la compañía.

El Gobierno español asegura que está evaluando el impacto de la quiebra en el mercado nacional y que va a convocar reuniones con los hoteleros y con las comunidades autónomas afectadas para «trazar una hoja de ruta y dar solución a esta crisis». La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha indicado que durante este fin de semana han estado trabajando con los hoteleros para tratar de evitar la quiebra de la agencia de viajes.

La titular de Turismo ha señalado que esta crisis afecta «fundamentalmente» a la industria turística de Baleares y las Islas Canarias y, en menor medida, a Andalucía y Cataluña. Así, ha reiterado su intención de trabajar tanto con las comunidades autónomas como con los hoteleros para «paliar el impacto tan negativo que va a tener en nuestro mercado».

En estos momentos se está trabajando con los Ejecutivos autonómicos afectados y con los hoteleros para abordar «cómo se lleva a cabo la repatriación de todos los turistas y analizar la situación con más profundidad».

REPATRIACIÓN DE BRITÁNICOS

La Autoridad de Aviación Civil de Reino Unido (CAA, por sus siglas en inglés) ha reunido una flota de aviones por todo el mundo, en una operación a la que ha bautizado operación Matterhorn, para poder repatriar a todos los turistas británicos afectados por la quiebra que se encuentran en el extranjero. El Gobierno británico ha establecido de plazo hasta el próximo 6 de octubre.

La CAA ha habilitado una página web en la que ofrece a los clientes afectados toda la información sobre los vuelos de repatriación, así como consejos sobre alojamiento de clientes cubiertos y no cubiertos por el ATOL (sistema de protección financiera que protege la mayoría de los paquetes de viajes en avión vendidos por las empresas con sede en Reino Unido).

El grupo Thomas Cook ha entrado en suspensión de pagos tras haber fracasado las negociaciones de emergencia con su principal accionista y sus acreedores para lograr un rescate, según ha confirmado este lunes la Autoridad de Aviación Civil británica (CAA).

La compañía, que emplea a 22.000 personas (9.000 en el Reino Unido), «ha cesado sus operaciones con efecto inmediato», según ha indicado el regulador en un comunicado que ha cancelado todas las reservas incluidas vuelos y vacaciones.

La empresa, con 178 años de historia, ha quebrado tras no poder asegurar los 200 millones de libras (227 millones de euros) que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia tras una jornada completa de reuniones cruciales mantenidas en Londres.

DURO GOLPE PARA EL TURISMO ESPAÑOL

La quiebra de Thomas Cook puede suponer un golpe muy importante para el sector turístico español teniendo en cuenta que las aerolíneas de la agencia de viajes británica trajeron a España un total de 7,1 millones de viajeros el pasado 2018, según estadísticas del grupo Aena.

De este total de pasajeros 3,3 millones vinieron a través de Condor Flugdienst, otros 2,6 millones a través de Thomas Cook Airlines y otros 1,2 millones a través de Thomas Cook Airlines Scandinav, las tres aerolíneas con las que cuenta la compañía.

En lo que va de año hasta agosto las cifras ofrecidas por Aena muestran un total de 4,72 millones de pasajeros con picos de 400.000 en meses como julio y agosto.

Según datos de Aena hoy hay previstos un total de 46 vuelos (salidas y llegadas) en seis aeropuertos españoles que han sido cancelados tras el anuncio de quiebra de la compañía. Los aeropuertos afectados son el de Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, Menorca, Palma de Mallorca y Tenerife sur.

Los hoteles españoles también se verán afectados de forma importante por esta reducción de llegadas. Cientos de hoteles españoles en las costas mediterráneas, Canarias y Baleares venden cada año parte de su capacidad a Thomas Cook.

Y es que la quiebra de la agencia supondrá el impago de muchas facturas a establecimientos hoteleros españoles que sufrirán la quiebra por las facturas impagadas por parte de la empresa británica que todavía no habían abonado sus pagos del verano próximo.


Más de 30.000 turistas se encuentran afectados en Canarias por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, según los primeros cálculos de la Consejería de Turismo del Gobierno regional canario. En Canarias el 20% de los turistas son gestionados por el touroperador británico. Thomas Cook era el segundo operador con más peso en el archipiélago y trae a más de cuatro millones de turistas a las islas.