Las pernoctaciones hoteleras suben un 1,5% en los ocho primeros meses tras repuntar en agosto

Las pernoctaciones realizadas en hoteles españoles se incrementaron un 1,5% en los ocho primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2018, según datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sólo en el mes de agosto los hoteles españoles registraron más de 46,9 millones de pernoctaciones, lo que supone un 1,5% más que en el mismo mes de 2018.

Es el quinto mes consecutivo en el que aumentan las pernoctaciones hoteleras. El avance interanual de agosto ha sido cuatro décimas superior al de julio, cuando las pernoctaciones se incrementaron un 1,1%.

El aumento interanual de las pernoctaciones en agosto se debe a la subida en un 3,7% de las pernoctaciones realizadas por los españoles y, en menor medida, a las efectuadas por los extranjeros, que sólo aumentaron un 0,1%.

La estancia media bajó en el octavo mes del año un 1,6% respecto al mismo mes de 2018, situándose en 3,7 pernoctaciones por viajero.

El INE ha informado además de que en el agregado de los meses julio-agosto las pernoctaciones hoteleras se han incrementado un 1,3% respecto al mismo periodo de 2018, gracias al aumento en un 4,1% de las pernoctaciones de los españoles, pues las efectuadas por los extranjeros bajaron un 0,2%.

AUMENTA LA RENTABILIDAD

En cuanto a los precios, la tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el 2,1% en agosto, lo que supone 1 punto más que la del mes pasado y 1,4 puntos por encima de la registrada hace un año.

Por comunidades autónomas, las mayores subidas de precios hoteleros en tasa anual se dieron en las Islas Baleares (+4,2%) y la Comunidad Foral de Navarra (+3,8%). Por categorías, el mayor incremento se produjo en los establecimientos de una estrella de oro (+4%), seguido de los establecimientos de dos y tres estrellas de plata (+3,2%).

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación disponible (ADR) fue de 109,7 euros en agosto, lo que supone un aumento del 2,4% respecto al mismo mes de 2018.

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 87,3 euros, con una subida del 4%.

Por categorías, la facturación media fue de 219,4 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 120,7 euros para los de cuatro y de 95,6 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías fueron de 168,3, 103,2 y 80 euros, respectivamente.

CAÍDA DEL 6,3% EN CANARIAS EN TURISTAS EXTRANJEROS

El 25,4% del total de las pernoctaciones correspondieron a turistas procedentes de Reino Unido, primer mercado emisor de visitantes con un aumento del 0,7%, mientras que Alemania concentra el 16,1%, con una caída del 12,1%. Le siguen los procedentes de Francia, Italia y Países Bajos, siguientes mercados emisores, que registraron tasas anuales del 4,1%, 4,2% y -4,7%, respectivamente.

El principal destino elegido por los viajeros no residentes fue Islas Baleareas, con un 34,3% del total de pernoctaciones. En esta comunidad, las pernoctaciones de extranjeros bajan un 0,7% respecto a agosto de 2018. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña, con 22,3% del total y un aumento del 4,7%, y Canarias, con el 17,8% del total y una bajada del 6,3%.

Islas Baleares presentaron el mayor grado de ocupación por plazas durante agosto (89,9%). Le siguen País Vasco (82,1%) y Canarias (80,9%).

Por zonas turísticas, las islas de Ibiza-Formentera alcanzaron el mayor grado de ocupación por plazas (91,6%) y Costa de Gipúzkoa la mayor ocupación en fin de semana (90%). La Isla de Mallorca registró el mayor número de pernoctaciones, con 8 millones.

Los puntos turísticos con más pernoctaciones fueron Barcelona, Calviá y Madrid. Santa Susana presentó el mayor grado de ocupación por plazas (97,4%) y Chipiona la mayor ocupación en fin de semana (96,2%).


Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña son los destinos principales de los viajeros residentes en España en agosto, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 6,8%, 5,8% y -1,6%, respectivamente.