El Gobierno prorroga indefinidamente la prohibición de vuelos desde Italia, pero permitirá repatriar españoles

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este miércoles una orden ministerial por la que se prorroga, sin fecha límite, la prohibición de vuelos directos entre Italia y España, aunque se abre la puerta a permitir vuelos para repatriar españoles y residentes en España, según acordó el martes el Consejo de Ministros.

El Gobierno acordó el 10 de marzo, entre las primeras medidas para intentar controlar la epidemia de coronavirus, la prohibición de vuelos directos entre Italia y España, pero esa prohibición expiraba a las cero horas de este miércoles 25.

«Dado que la situación continúa siendo crítica, conviene mantener restringida la llegada de vuelos procedentes de Italia, con las excepciones previstas por el Consejo de Ministros», dice la nueva orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Las medidas sobre los vuelos están incluidas en una orden más amplia que está vigente «hasta la finalización del periodo el estado de alarma o hasta que existan circunstancias» que justifiquen nuevos cambios.

En todo caso, el Consejo de Ministros acordó el martes que el Ministerio de Sanidad podrá permitir vuelos de aviones que «transporten exclusivamente ciudadanos españoles o registrados como residentes». Estos vuelos aterrizarán en los aeropuertos designados como puntos de entrada con capacidad de atención a emergencias, que son los de Madrid, Barcelona, Las Palmas de Gran Canarias, Málaga y Palma de Mallorca.


La prohibición de vuelos no se aplica tampoco a aeronaves de Estado, a vuelos procedentes de Italia que realicen escala en territorio español con fines no comerciales (escalas técnicas sin subida ni bajada de pasajeros), vuelos exclusivos de carga, vuelos posicionales, humanitarios, médicos o de emergencia.