Últimas entradas para el concierto de Loquillo y Gabriel Sopena en Marenostrum Fuengirola

Últimas entradas a la venta para asistir al concierto de Loquillo y el letrista Gabriel Sopeña en Marenostrum Fuengirola Edición Limitada, que tendrá lugar en el Castillo Sohail este viernes, día 24 de julio.
“Es uno de nuestros platos fuertes de esta edición de Marenostrum y estoy seguro de que será una de las grandes actuaciones con las que nos quedaremos. Va a ser un formato muy íntimo y particular con el que estoy seguro que disfrutaremos todos”, afirmó ayer el concejal de Cultura, Rodrigo Romero.
De esta forma, Loquillo y Gabriel Sopeña llegarán a Fuengirola para ofrecer un espectáculo  abierto  y  evocador  en  sonoridades  y  texturas.
Pretenden  poder compartir el disfrute de la música, de la poesía y de la vida y reivindicar por ello espacios de humanidad y solidaridad, ejerciendo su profesión de cantores sin otro alarde que la voz y la emoción de los versos y las guitarras.
Propondrán  un  viaje  de  ida  y  vuelta  que  hermana  continentes, sensibilidades y géneros. Lo hacen y harán, treinta años después, más veteranos y avisados; pero con la legítima alegría del pionero e igual de ilusionados en la búsqueda de nuevas rutas, como entonces: con toda la vida todavía por delante.
Antes, concretamente, este miércoles 22 de julio, será el turno de los humoristas Leo Harlem y Eva Soriano, que desplegarán todo su gracejo en el marco del Cabaret Festival, por el que ya han pasado figuras del humor como Carlos Latre o Goyo Jiménez, entre otros. Aún quedan entradas disponibles a la venta para ambos espectáculos en www.marenostrumfuengirola.com. Los dos comienzan a partir de las 22 horas.

Por otra parte, Romero recordó que Marenostrum Fuengirola ha obtenido recientemente el distintivo ‘Andalucía Segura’ que lo acredita como recinto de ocio seguro y destacó en este sentido las diferentes medidas higiénico-sanitarias que se llevan a cabo para que se pueda disfrutar de la música en directo con total seguridad tanto para el público como para los artistas y trabajadores. “Los procedimientos son muy simples: en primer lugar todos los camareros, azafatas, personal de seguridad… todos llevan mascarilla, usan gel desinfectante y están permanentemente pendientes de que se cumpla toda la normativa higiénico sanitaria; luego el público debe ir con mascarilla todo el tiempo y sólo se la puede quitar en aquellos momentos en que la ley lo permite, en este caso cuando están consumiendo es cuando se la pueden quitar, el resto del tiempo la gente permanece sentada con su mascarilla; además, las distancias se respetan tanto en el castillo como en la terraza, de hecho intentamos que sean incluso más amplias que las recomendadas por el Ministerio”.


En este sentido, el edil recordó también otras de las medidas de seguridad que se están llevando a cabo en cada uno de los conciertos y actuaciones en el interior del castillo Sohail, como controles de temperatura en la entrada, alfombras de desinfección, servicio de camareros que se desplazan hasta los asientos de los espectadores, rutas para moverse dentro del recinto a los baños, que son desinfectados en cada uso, así como turnos para realizar las salidas, a fin de garantizar la seguridad de todos los asistentes.