El 70% de los turistas que vienen a España se sienten seguros, según Jetcost

Los turistas europeos se sienten seguros en España de hecho un 70% de ellos asegura que han venido a nuestro país con total tranquilidad, incluso un 38% de ellos asegura que se sienten más seguros que en su propio país, según una encuesta elaborada por el buscador de vuelos y hoteles Jetcost.

En lo que se refiere a medidas de seguridad sanitaria en los aeropuertos la mayoría de los encuestados (81%) considera que su experiencia de vuelo ha sido buena. Los pasajeros estaban obligados a rellenar y firmar el Formulario de Control Sanitario (FCS) asociado a su viaje, y a mostrar a la llegada el código QR que recibían en el control sanitario del aeropuerto.

Además, aunque la mayoría de los pasajeros no lo notaron, supieron que habían pasado un control de temperatura a través de una cámara termográfica imperceptible para ellos

Nueve de cada diez usuarios de Jetcost.es se mostraron satisfechos de la información que sobre el coronavirus había en los aeropuertos españoles, así como con la higiene y limpieza en general (78%) y de modo especial en los aseos (75%).

Los que utilizaron las salas Vips opinaron que funcionaban de manera eficaz (79 %, lo más valorado: el amplio surtido de opciones gastronómicas y bebidas y que lo sirvieran camareros en lugar de que cualquiera pudiera acceder a ellos, lo que más echaron de menos fue la falta de periódicos y revistas, aunque se ofrecía la posibilidad de descargarlos en ordenadores o móviles.

Respecto al vuelo una gran mayoría (88%) los valoraron positivamente siendo los aspectos más destacados: el uso de mascarills (96%), que no hubo servicio a bordo (87%), que se mantuvo la distancia de seguridad en filas de embarque y acceso al avión (66%).

Sin embargo también hubo algunos aspectos negativos, como que los pasajeros no esperaron en sus asientos cuando el avión aterrizó (69%), que se quitaron la mascarilla para comer (65%) y un 75% cree que debería prohibierse comer en el avión.

MEJORES CONDICIONES EN LOS HOTELES

Donde los turistas han encontrado más cambios para sus vacaciones es en los hoteles. La inmensa mayoría (71%) estima que este año las condiciones de los alojamientos son mejores que en años anteriores. Una vez más lo más destacado son las medidas higiénicas y de desinfección, tanto por dispensadores de gel hidroalcohólico como por personal haciendo limpieza y desinfectando.

Las quejas más frecuentes son la supresión y cierre de algunos servicios como piscinas y spas, gimnasios, o el que la mayoría de los hoteles no daban amenities. Un 20% de los encuestados se quejaron de que tenían que esperar demasiado rato el ascensor, aunque entendían que su uso debía ser individual o con las personas con las que iban.

En cuanto a los restaurantes de los hoteles, una gran mayoría (77%) han echado de menos como eran antes los buffets, destacando especialmente el uso de mascarillas, las raciones individuales, las mamparas frente a los platos o el uso de guantes y mascarillas por parte de los camareros. Además muchas de las cartas de los restaurantes tenían un código QR para leer el menu o los platos dispnibles en sus dispositivos móviles.

Respecto al tiempo de ocio, el 82% de los viajeros aseguraba que las condiciones de seguridad e higiene en las playas y al aire libre eran muy buenas, especialmente en las playas donde se mantenía la distancia
de seguridad en las zonas de sombrillas.

También en paseos, excursiones y visitas al aire libre los grupos han sido reducidos y el uso de mascarilla e higiene generalizado, así lo ha opinado un 87%. Los aspectos más negativos es que un 78% de los turistas no han podido hacer las excursiones que les habría gustado