La aportación del turismo al PIB en 2021 será la mitad de la de 2019 «en el mejor de los escenarios», según la CEOE

El turismo aportará al producto interior bruto (PIB) de 2021 entre 66.435 y 77.273 millones de euros, una cifra que «en el mejor de los escenarios» supone el 50% de los más de 154.000 millones de euros del año 2019, según un estudio elaborado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) sobre la situación del turismo en España.

Estas cifras supondrían una «paulatina normalización» de la actividad del sector, ya que en 2020 esta fue inferior a los 54.000 millones de euros. Así, en función de la evolución de la pandemia y del levantamiento de las restricciones a la movilidad, el turismo aportará a la economía este año un crecimiento de entre uno y dos puntos de PIB.

Ambos escenarios tienen en cuenta el mal comportamiento del turismo durante el primer trimestre de 2021, con una pérdida en el PIB turístico del 80% con respecto a 2019, consecuencia de la tercera ola de la pandemia y la mala climatología, sobre todo en enero y febrero.

Para el resto del año, en comparación con 2019, el escenario más adverso augura una caída de la aportación al PIB por parte del turismo del 65% en el segundo trimestre, del 50% en el tercero y del 40% en el cuarto. El escenario más optimista prevé caídas del 60% entre abril y junio, del 40% entre julio y septiembre y del 30% en los tres últimos meses de 2021.

«No obstante, aun en el mejor escenario, las cifras del sector todavía estarán muy alejadas de los niveles de 2019, por lo que seguirán siendo muy necesarias medidas de apoyo para empresas y trabajadores de dicho sector», advierte el estudio.

Además, el estudio repasa los principales datos que reflejan el impacto de la pandemia en el turismo durante 2020, un ejercicio que califica como «el peor año de la historia» para el sector. Además, advierte de que, «en el caso de España, el efecto negativo de la pandemia sobre este sector es todavía más acuciante, dada la relevancia que tiene en nuestra estructura productiva».

En este sentido, recuerda que, según la Cuenta Satélite del Turismo que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector turístico empleaba a 2,7 millones de personas (el 12,9% del total de puestos de trabajo) y suponía el 12,4% del PIB. En cambio, este peso en la riqueza nacional se desplomó en 2020 por debajo del 5%.

Asimismo, el superávit de la balanza de turismo cayó en 2020 un 80,6%; las pernoctaciones hoteleras, un 73,3%; el gasto de los turistas nacionales, un 45,2%, y el de los turistas internacionales, un 78,5%.

En términos empresariales y analizando la cifra de negocios, las ramas vinculadas al turismo han perdido más del 50% de su facturación. Así, sobresalen las agencias de viajes, con un 75% de retroceso en su cifra de negocios, seguidas por el alojamiento (68%) y el transporte aéreo (60,1%) que, entre los tres, suman la cifra de pérdidas aproximada de 45.000 millones de euros. Los servicios de comidas y bebidas registraron un retroceso de facturación que supera los 23.000 millones de euros.