La inversión hotelera en España alcanzó los 2.300 millones hasta septiembre, un 250% más

La inversión hotelera en España alcanzó los 2.300 millones en los tres primeros trimestres de 2021, según datos de la consultora internacional especializada en el sector hotelero Christie & Co, que ha detectado un interés renovado por el mercado hotelero español. De hecho, las diez operaciones de mayor importe suponen cerca de un 65% del volumen total de inversión.

Hasta finales de septiembre se han alcanzando unos niveles de inversión hotelera superiores a los 2.300 millones, superando en un 250% la inversión total de 2020 y acercándose a niveles prepandemia, acompañado por un precio por habitación transaccionada más alto que en 2020.

Con este volumen, España recupera su importancia como destino de inversión hotelera en Europa, con un 18% del total. Además, existe un importante negocio de operaciones muy avanzadas, por lo que estas cifras podrían ser más elevadas a finales de año.

Según la consultora, el mercado ha contradicho las expectativas de inicios de año, cuando se preveía una mayor actividad de valor añadido. La realidad ha sido otra, con dominio de las transacciones en el mercado urbano, concentradas en Barcelona, y en menor medida en Madrid, con activos de 4 y 5 estrellas principalmente, y a precios pre-covid.

Destacan a su vez, por un lado, el regreso de las operaciones de cartera, y por otro, la presencia de una larga lista de activos prime, fundamentalmente en Madrid y Barcelona, muy atractivos por su gran calidad y liquidez en el mercado.

El interés internacional por este tipo de activos de gran calidad y liquidez en el mercado es muy grande, como demuestran los precios alcanzados en algunas de estas transacciones (por encima del millón/habitación).

«Estos sorprendentes volúmenes de inversión se han logrado
a pesar de la falta casi absoluta de deuda bancaria tradicional», según la consultora. El interés internacional por el mercado español sigue fuerte. Los fondos generalistas y especializados han sido con mucha
diferencia los inversores más activos en estos tres trimestres.

Obviando el pandémico 2020, el 2019 no registró un volumen de venta de carteras tan significativo como lo ha hecho el 2021 durante los primeros nueve meses.

Hasta ahora se han registrado tres grandes operaciones de carteras. En dos de ellas los operadores mantienen la gestión: Selenta mantiene la gestión como marca blanca en la venta de los activos al fondo internacional Brookfield y la creación del fondo para inversores privados por parte de Meliá con Atom de Bankinter, en el que Meliá se asegura también la reforma de sus activos y una participación en el nuevo vehículo.

En la tercera, el hotelero es el comprador Riu, que adquiere el 49% de Tui en la propiedad de 19 hoteles repartidos por varios países (sólo 8 activos están en España).

El verano ha sido mejor de lo esperado, especialmente en los destinos de costa peninsulares, gracias a la fortaleza de la demanda nacional, además, para este otoño se anticipan perspectivas positivas. Otro aspecto importante, es la posibilidad de fusiones entre grupos turísticos nacionales.

El sector señala la falta de turistas internacionales como el mayor reto en la actualidad, seguido de los resultados operativos y el incremento de costes, y mantiene dudas sobre la velocidad de la recuperación.