Objetivo de Costa Rica: frenar la escalada de crímenes contra turistas

Costa Rica destinará un presupuesto de unos cuatro millones de dólares (3,5 millones) durante los próximos cuatro años, a razón de 876.800 euros al año, para reforzar la seguridad de los visitantes ante los recientes crímenes sufridos por turistas en el país.

Este plan, que busca garantizar la seguridad de los visitantes, incluye capacitación para los empresarios, el lanzamiento de una aplicación para móviles con información geolocalizada y consejos para los viajeros, así como el incremento de los efectivos policiales en las zonas turísticas.

Esta medida, que contará con una partida extraordinaria, forma parte de una serie de acciones en materia de seguridad turística que la administración del país ha acelerado a raíz de los últimos episodios violentos en el país.

La turista española Arancha Gutiérrez López fue asesinada el 4 de agosto en Tortuguero de Pococí, y la mexicana María Trinidad Mathus, un día después en Cóbano de Puntarenas. Además, recientemente fueron asaltados dos españoles en el Parque Nacional Rincón de la Vieja, en Liberia.

APLICACIÓN PARA MÓVILES

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) prevé que la aplicación para móviles esté funcionando en diciembre, al comienzo de la temporada alta.

La aplicación será de descarga gratuita tanto para dispositivos que disponen del sistema operativo Android como para teléfonos con iOS. Orientará al turista en materia de seguridad, así como en itinerarios y zonas de riesgo.

Además, incluirá información de embajadas, enlaces a otras apps útiles como por ejemplo de sismos y a sitios web con servicios como el Instituto Meteorológico.

El proyecto incluirá capacitaciones a 2.000 empresarios turísticos en los próximos seis meses para resguardar sus negocios y comunidades ante posibles crímenes. La meta del ICT es duplicar la cifra al final del 2019.

Se organizará también un Congreso de Seguridad Turística, que reunirá a expertos nacionales y extranjeros para compartir casos de éxito en el tema.

Además se reforzará la seguridad y se realizarán operativos especiales en zonas con más visitas turísticas aumentando el número de efectivos policiales.

MUJERES VIAJERAS

La seguridad ciudadana es uno de los grandes retos que enfrenta el país. Mientras en 2014, se produjeron en total 477 homicidios, en 2017 la cifra llegó a un récord histórico de 603 asesinatos.

Las autoridades han insistido en que el aumento es consecuencia del narcotráfico y el crimen organizado, y que no se trata de crímenes contra ciudadanos comunes. Según el Observatorio de la Violencia del Ministerio de Justicia y Paz, aproximadamente la mitad de los homicidios ocurridos a partir de 2014, son atribuibles a “delincuencia organizada”.

Según datos publicados por el diario La Nación, en total han fallecido 16 turistas en circunstancias trágicas en Costa Rica durante los últimos 17 meses. De ellos, solamente tres fueron asesinados, incluyendo a Arantxa López y María Trinidad Matus. Tras conocerse los crímenes de ambas mujeres, la indignación ciudadana explotó por medio de las redes sociales como Facebook y Twitter bajo hashtags como #NiUnaMenos y #NoViajanSolas.