Ocio y viajes, entre los gastos previstos por los españoles en las compras de Navidad

Los españoles gastarán una media de 601 euros en Navidad, lo que supone un 3% más respecto a año pasado, debido a un moderado optimismo económico por la incertidumbre política y económica que atraviesa el país, según los datos del ‘Estudio de consumo Navideño 2018’, realizado por la consultora Deloitte.

En concreto, invertirán la mayor parte de su gasto navideño en regalos, a los que destinarán 241 euros, seguidos por alimentación (173 euros), ocio (82 euros) y viajes (156 euros). La partida que más crece es la de ocio, un 7,8%, seguida por la alimentación con un 4,8%.

Los consumidores españoles se muestran más optimistas con la actual situación económica que el resto de europeos. Así, un 73,7% de los encuestados cree que ésta es estable o ha mejorado en 2018. Además, las perspectivas de futuro también son positivas, ya que el 64,4% considera que la situación económica será estable o crecerá a lo largo del próximo año.

“España es uno de los países más optimistas de Europa, pero los españoles este año son más cautos que el año pasado por la incertidumbre política y económica y es algo que se notará en el gasto”, ha explicado la socia de bienes de consumo y distribución de Deloitte, Victoria Larroy.

De los países analizados por la consultora, España cede el primer puesto del año a Reino Unido, cuyos hogares gastarán 646 euros, mientras que por detrás figuran países como Italia (541 euros), Alemania (476 euros), Bélgica (441 euros) y Portugal (390 euros).

La apuesta por el ‘ecommerce’ se mantiene y vuelve a crecer de forma sólida un año más. Así, las familias españolas destinarán 164 euros, el 27% del total, a realizar sus compras ‘online’, lo que supone un crecimiento del 5,8% respecto a 2017.

UN TERCIO DE LAS COMPRAS, EN EL ‘BLACK FRIDAY’

Por su parte, el socio de bienes de consumo y distribución de Deloitte, Bruno Rodríguez, ha subrayado que el calendario de compras de los españoles se sigue adelantando a noviembre, debido a las ofertas del ‘Black Friday’ y ‘Cyber Monday’. “Más de la mitad de las compras se siguen haciendo en diciembre, sobre todo en la primera quincena, pero noviembre va ganando cuota de mercado y ya un tercio se adelanta ese mes, aprovechando las ofertas”, ha explicado.

Así, el 33,1% de los encuestados admite que adelantará sus compras a noviembre frente al 30,3% que reconoce que lo hará del 1 al 15 de diciembre, las tradicionales fechas de compra navideñas. El estudio muestra que un tercio del presupuesto navideño se gastará durante el ‘Black Friday’, ya que el 77% de los consumidores asegura que realizará alguna compra a lo largo de esa jornada de descuentos.

EL DINERO EN EFECTIVO DEJA DE SER EL REGALO MÁS DESEADO

El informe de Deloitte pone de manifiesto que por primera vez en los últimos siete años el dinero en efectivo deja de ser el regalo más deseado, como había sucedido durante la crisis, y se sitúa en el segundo lugar, precedido por ropa y calzado. Por detrás de ellos están libros, viajes y perfumes y cosméticos.

La única novedad en la lista de más deseados la protagonizan los tratamientos relacionados con la salud y el bienestar, que acceden al décimo puesto, provocando la salida de las tablets en la lista de preferencias.

Respecto a dónde compran los regalos, el consumidor español vuelve a ser infiel, comportamiento que adoptó durante la crisis, y realiza las compras navideñas en varios establecimientos, aunque los grandes almacenes (52,9%) siguen siendo la principal opción, seguidas de cadenas especializadas (44,8%), supermercados e hipermercados (42,4) y tiendas tradionales (36,4%).

Larroy ha subrayado la necesidad de los ‘retailers’ de volver a fidelizar a los consumidores. “Hay que conseguir que la experiencia de compra sirva para fidelizar, porque el consumidor con la crisis se ha vuelto infiel”, ha indicado.

Además, ha subrayado la importancia de las devoluciones a domicilio, uno de los retos que tiene el sector y para lo que aboga por “optimizar” recursos y la logística para que sea rentable para los ‘retailers’, ya que el consumidor se ha acostumbrado a no pagar.

LAS REDES PIERDEN INFLUENCIA

El informe destaca que las redes sociales (Twitter, Instagram o Facebook) e influencers están perdiendo su capacidad de influencia sobre los consumidores, pasando de un 18% en 2017 a algo menos del 3% en 2018, debido en gran parte a que las propias tiendas ‘online’ ya incorporan los ‘rating’ y opiniones de otros consumidores, mientras que las ‘eshop’ se confirman como la principal fuente de información para los consumidores.

Por último, los consumidores españoles prefieren pagar con tarjeta de débito (58,4%) y efectivo (54%) sus compras ‘offline’, mientras que apuestan por el monedero digital (Paypal o Apple Pay) y la tarjeta de débito a la hora de hacer sus compras ‘online’, evitando así las opciones de crédito, ya que el consumidor no quiere endeudarse.